top of page

Market Research en el Sector Inmobiliario




El mercado inmobiliario abarca las acciones de construcción, alquiler y venta de bienes inmuebles, estos bienes son de naturaleza distinta entre sí, ya sea porque hacen referencia a la construcción de vivienda, construcción comercial, industrial o urbano. Sin embargo, este mercado comprende otros muchos ámbitos importantes para el sector, como “la promoción inmobiliaria, mediante la inversión que puede ser realizada por empresas o particulares y la financiación, es decir, la acción que permite la adquisición o desarrollo de proyectos inmobiliarios” (REALIA, 2022).


El mercado inmobiliario al igual que cualquier otro mercado, presenta fluctuaciones que afectan directamente a la economía y que se traducen en el incremento en los precios de la vivienda y en las rentas o incluso en las inversiones para el desarrollo de nuevos proyectos.


Como señala Daher, “el sector inmobiliario suele ser uno de los más expuestos y sensibles a los flujos privados y estatales de inversión externa, a las colocaciones de los fondos de inversión -incluidos los previsionales y de seguros-, a la oferta crediticia hipotecaria, a los mercados de valores e incluso al lavado de dinero y blanqueo de capitales” (Daher, 2013), ejemplo de ello fue la crisis de Estado Unidos en 2008, debido a un exceso de construcción unido a la concesión de préstamos hipotecarios a personas de dudosa solvencia.


El mercado inmobiliario en México ha sido un detonador activo de la economía, de acuerdo con datos del INEGI (cifras preliminares de 2020) las actividades económicas de la construcción contribuyeron con el 6.4% del PIB Nacional con un valor de 1,496,323 millones de pesos corrientes, mientras que, los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles contribuyeron con el 10.3% del PIB con un valor de 2,422,437.06 millones de pesos corrientes.




Entre las actividades dentro del rubro de la construcción, la edificación aportó cerca del 70.5% del valor total de la actividad, por sí sola la edificación contribuye con el 4.5% al PIB con un valor en 2020 de 1,054,690 millones de pesos corrientes; mientras que las obras de ingeniería civil representan el 15.4% de la actividad de la construcción con un valor de 230,756 millones de pesos corrientes, estos datos resultan de gran valor dentro del mercado inmobiliario porque muestran la importancia del sector en la economía nacional.


Con base en los datos presentados en el Reporte Inmobiliario 2021 de México, elaborado por la Lamudi, en el país algunos otros datos a considerar dentro del sector inmobiliario refieren a que en el primer cuatrimestre de 2021 se incrementó 67% la demanda de inmuebles residenciales, comerciales, industriales, oficinas y terrenos en venta y renta contra el primer cuatrimestre de 2020, debido a una demanda acumulada que no tomó una decisión de inversión durante 2020.


Los cambios que dejó la emergencia de salud por Covid-19 impactaron diversos sectores, el sector inmobiliario fue uno de ellos, no solo en lo referente al movimiento de capital o inversiones, el trabajo a distancia que impuso el confinamiento creó una nueva dinámica pues se buscaron espacios más asequibles y funcionales; durante 2020 la demanda inmobiliaria se enfocó en su mayoría hacia el subsector residencial y en segundo lugar al de Terrenos.


Daniel Narváez, director de Mercadotecnia de Lamudi, explica que por “el auge del comercio digital generado por la pandemia, muchas empresas echaron mano de la renta de terrenos para usarlos como puntos de almacenamiento y distribución de mercancías en polígonos como Vallejo, por ser puerta de entrada y salida hacia el corredor industrial del Bajío, y alcaldías como Iztacalco e Iztapalapa al oriente de la capital que también conectan con la salida a Puebla y el oriente del país y tienen gran inventario de terrenos” (Zmarrón, 2021).


Otro de los datos importantes que arroja dicho informe refiere al comportamiento del mercado inmobiliario en el que se muestra que el subsector residencial es el que tiene una participación mayoritaria con el 83.5% de la demanda total de inmuebles en México, concentrándose en los estados de Morelos, Estado de México, Querétaro, Puebla y Jalisco.


Otro de los datos relevantes refieren a que la oferta y demanda online dentro del sector inmobiliario se concentra en la Ciudad de México y Estado de México, entidades como Jalisco no entra dentro del top 5 de estados con porcentajes de oferta inmobiliaria más altos, y en el caso de Yucatán no entra en el top 5 de entidades con mayor demanda.




En cualquier sector, la decisión que conlleva una inversión debe sustentarse en una adecuada investigación de mercado, en el sector inmobiliario son diversos los factores que influyen en la toma de decisiones estratégicas, desde aspectos macroeconómicos que indican la estabilidad del mercado, las fluctuaciones o inversiones, hasta indicadores más particulares cómo la movilidad social o laboral relacionados con la oferta y demanda de vivienda.



 


INEGI, Sistema de Cuentas Nacionales de México, Subsistema de Información económica, Producto Interno Bruto, consultado el 09 de agosto de 2022, disponible en: https://cutt.ly/AZ4PDL2


Lamudi, Reporte Inmobiliario 2021 México, consultado el 09 de agosto de 2022, disponible en: https://cutt.ly/iZ4GoIS


Daher, Antonio. (2013). El sector inmobiliario y las crisis económicas en SciELO. Vol. 39, no. 118. Recuperado de: https://cutt.ly/iZ84RYv


REALIA, ¿Qué es el mercado inmobiliario?, consultado el 09 de agosto de 2022, disponible en: https://cutt.ly/FZ4GEdv


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page